Por una Cabeza

 

Por una Cabeza

Ilustración para cuento de Carlos Ávila, – Por una Cabeza- 2014

Por una Cabeza

Sí, en serio, con los ojos cerrados y en el medio de la calle, como una pelota con pelos e hilitos rojos en el cuello y un tubo grueso en el medio y sangre. ¿Y tú qué hiciste? Salí corriendo, pero como cien metros más adelante me agarraron los pacos. ¿La policía? Sí. ¿Y qué te dijeron? Que de quién era esa cabeza, que esa cabeza era mi responsabilidad, que si no decía de dónde la había sacado iba a ir preso por siempre. ¿Y tú qué decías? Que no era mía. ¿Y ellos qué decían? Que me montara en la patrulla. ¿Y tú te montaste? No. Bueno, sí. Primero no, pero al rato uno de los policías me preguntó que cómo era posible que pasara al lado de una cabeza tirada en el medio de la calle y no hiciera nada, y yo le contesté que si él quería que agarrara la cabeza y me la llevara para la casa. Entonces todos los demás policías se rieron y el tipo me ordenó, con la pistola en la mano, que me montara en la patrulla. Y ahí sí me monté. ¿Y te llevaron? Sí. ¿A la jefatura? Sí. ¿Y la cabeza? La llevamos con nosotros. ¿En la patrulla? Sí, en el asiento de atrás, sobre mis piernas. ¿Y te manchaste de sangre? Un poquito. ¿Y te daba miedo? No. ¿Y entonces? Entonces llegamos a la jefatura y yo me tuve que bajar con la cabeza agarrada por los pelos y los policías que estaban ahí me miraron como si yo estuviera desnudo, y el jefe, que ya estaba arrecho, dijo que no la agarrara por los pelos y yo le contesté que si quería que la llevara de la mano, y eso le bastó para que me encerraran en una celda llena de malandros. ¿En serio? Sí, pero eso fue un ratico porque ahí mismo me sacaron y me llevaron a una sala con varios policías y pusieron la cabeza encima de un escritorio, sobre unas carpetas, y comenzaron a hacerme preguntas. ¿Y qué te preguntaron? Que de quién era esa cabeza, que si yo formaba parte de una secta satánica, que si había escuchado algún ruido… Pero antes de que contestara, uno de ellos se acercó a la cabeza y preguntó si creíamos que era de hombre o de mujer. Y ahí todos comenzamos a verla de cerquita y uno de los policías le tocó el pelo y dijo que era de mujer. Entonces la cabeza abrió los ojos y dijo que no, que ella era de hombre. Y ahí todos retrocedimos asustados. ¿La cabeza habló? Sí. ¿Y qué dijo? Eso: que era una cabeza de hombre y que tenía las respuestas a todas nuestras preguntas. ¿Y ustedes le preguntaron algo? Claro. ¿Qué preguntaron? Yo pregunté si dios existía y un policía preguntó si su mujer le montaba cachos. ¿Y qué dijo la cabeza? Que su esposa era una puta. ¿Y dios? ¿Qué pasa con dios? Que si existe. No sé. ¿No le preguntaste eso a la cabeza? Sí. ¿Y qué dijo? Dijo que si tuviera manos nos pintaría una paloma. ¿Y entonces? Entonces todos los policías comenzaron a cantar el tango ese. ¿Cuál? El de la cabeza. ¿Y mientras tanto tú qué hiciste? Mientras tanto yo me fui.
Texto: Carlos Ávila 2014
Ilustración: Burócrata

 

World Wide Blog Hop

Sara Serna, collagista de Medellín, Colombia, me invitó a participar en el proyecto World Wide Blog Hop respondiendo algunas preguntas sobre mí trabajo en collage.

Joseph Ignace Guillotin

Estudio sobre el creador de la guillotina , Joseph Ignace Guillotin Tinta sobre tela EN PROCESO 2014

¿En qué estoy trabajando? 

Actualmente trabajo con Collage, Ilustración y algo de Video. Mi búsqueda estética está influenciada por  técnicas gráficas clásicas cómo grabado, serigrafía, etc. Sin embargo me gusta  conocer nuevos medios para nutrir mis composiciones.  

 ¿En qué difiere mi trabajo de otros en este género? 

Nunca había pensado en que difiere de otros. Podría ser la forma de componer. Estoy obsesionado por entender la formación de la  imagen y por dominar mi propio lenguaje. Quizás en lo que difiere mi trabajo de otros de este género, podría ser la sinceridad y la carga emocional que le pongo a cada composición que hago, incluso saliéndome del collage y usando otros medios. No dudo que el resto de los collagista lo haga, pero si puedo decir que uso el collage cómo un medio, no como un fin en si mismo. Conocí el collage como una forma de hacer bocetos y terminé usándolo constantemente para expresar lo que quiero, me entregué a su forma contundente de armar una imagen. Tengo el ejercicio constante de generar pequeñas reseñas o historias a través de imágenes ajenas. Actualmente el collage me ayuda a generar estas historias llenas de códigos propios. Del collage me gusta la construcción de esos códigos y la posibilidad que otro pueda reinterpretar estos códigos.

Los Pensadores de la Salsa- De la rabia a la risa 2014 -Lo primero fue quitarnos la rabia, dejando entrar la risa y la burla hacia nosotros mismos. Nos reímos tanto que se nos olvidó porqué reíamos-

Los Pensadores de la Salsa- De la rabia a la risa
2014
-Lo primero fue quitarnos la rabia, dejando entrar la risa y la burla hacia nosotros mismos. Nos reímos tanto que se nos olvidó porqué reíamos-

   ¿Por qué creo lo que hago? 

El tomar un papel, luego tomar otro, empatarlos, recortarlos, rayarlos, mancharlos, etc, lo he hecho desde que tengo uso de razón. Cuando estuve en la Escuela de Artes plásticas, generé mucha más confianza en mi forma de componer,  pero logré centrarme en un tema, desde ahí aproveché esa excusa y en general elaboro historias basadas en retazos de imágenes de personas que no conozco, las mezclo con elementos que son parte de mi propia historia personal. Me enfoco en generar un hilo conductor entre lo conocido y lo desconocido, entre el pasado y mi propio presente. Por otro lado soy una persona nostálgica  y realmente puedo disfrutar la combinación de distintos momentos del pasado y llevarlos al presente a través de una frase escrita por mí o extraída de alguna canción y combinarla con una vieja foto de un señor, un niño, o una familia entera.

DOLOR

Dolor, Collage y Tinta, 2014

¿Cómo es tu proceso de trabajo?

Tengo una fuente importante de posibilidades al momento de decidir, porque parte de mi trabajo es también ubicar periódicos, álbumes, fotografías viejas, objetos icónicos de alguna época, cartas, etc. Luego decido en que soporte voy a trabajar y que elementos voy a usar. 

Puedo durar horas haciendo pequeñas lineas. Me gusta conseguir  transparencias, jugar con las tramas y aprovechar los espacios en blanco. Mi tema se refugia en la memoria, en el rastro, en lo familiar  y en lo personal. Cuando compongo con todo esto, simplemente voy armando en la medida que voy rayando o manchando, o sea, todo al mismo tiempo, a veces me interesa resaltar las frases, que sea la protagonista, otras me intereso porque la frase sea  un estímulo de la imagen.

Buenos Aires,24 de junio de 2014

Aquí dejo los Links de Sara Serna:

http://s-serna.tumblr.com/post/88960550778/world-wide-blog-hop-interview

https://www.flickr.com/photos/sserna/